Somos el punto exacto
en donde la luna y el mar
intentan tomarse las manos
en donde el horizonte se pierde
y solo existe el vacío eterno
que lleva a ningún lado,
eres esa propuesta vacía 
que pierde el valor de sus palabras
devaluando sus ideas,
y juntos somos dos individuos 
sometidos a desgarrar el mundo
a desentrañar los símbolos 
hasta la muerte del tiempo
precisamente es eso
el gran complejo que nos une
la ebullición de nuestra sangre
el polvo de nuestros restos
la muerte de la moral
el descanso de las horas
la trascendencia del espacio
colapsar del todo
existir más de una vez
y renacer en la vida
con los instrumentos exactos
para escribir todo de nuevo.



M.L